POBLACION

Entre 1940 y 1993 la población del Perú se incrementó 3.2 veces, de 7.0 millones a 22.7 millones de personas (INEI y UNFPA 1996). Esto constituye una tasa de crecimiento anual de 2.2 % durante este período de 53 años. Se espera que el crecimiento de la población continúe, en parte debido al declinamiento de la mortalidad infantil y al incremento de la esperanza de vida (INEI y UNFPA, 1996). Para 1995-2000, la fertilidad estimada en el Perú es de 3 niños por mujer. Se estima que disminuirá a 2.1 niños por mujer entre 2020 y 2025.

Las regiones del Perú han tenido patrones demográficos muy diferentes, debido principalmente a la migración interna. La gente ha migrado masivamente a Lima y a otras ciudades costeras. También ha habido una migración neta hacia las áreas de selva, para trabajar en la producción de cultivos como arroz, maíz y coca. Ha habido un declinamiento de la población en áreas de la sierra central peruana, lo cual es notable en los Departamentos de Lima, Junín, Huancavelica y Ayacucho. Excepciones a esta tendencia demográfica, son los departamentos de Puno, Cusco y la mayoría de los departamentos de la zona norte. Estas diferencias regionales en los Andes son - al menos en parte - explicadas por la violencia política de los años 80, la cual fué más fuerte en la Sierra Central. La ecología puede ser otro factor que explicaría esta situación: así el área que tiene las mayores pérdidas de población es el sud-oeste de los Andes ubicado en la parte más seca de los Andes Peruanos.

En el departamento de Cajamarca, la población aumentó 2.3 veces entre 1940 y 1993. En 1993 hubieron 1.3 millones de personas viviendo allí (Figura 4). En la provincia de Cajamarca la población fué de 92,255 habitantes en 1940 a 236,510 en 1994 (Figura 5). En 54 años la población aumentó 2.6 veces, una tasa de crecimiento que está sobre la departamental, pero debajo del promedio nacional. El relativo bajo crecimiento poblacional es explicado mayormente, por la migración a las ciudades costeras como Chiclayo, Trujillo y Lima, y hacia la Selva. La migración neta, la diferencia entre la emigración e inmigración, ha crecido de 14 % en 1961 a 32 % en 1993 (Cuadro 4). O sea, el número neto de pobladores que nació en el departamento, pero que ha salido, equivale al 32 % del número de personas que todavía vive allí (Frias, 1995). En la provincia de Cajamarca la migración neta es relativamente pequeña debido a la migración hacia la ciudad de Cajamarca.

Hay una migración temporal importante. Antes de la Reforma Agraria de los años 70 mucha gente migraba hacia las haciendas azucareras de la costa durante la cosecha (Scott, 1976). Ahora la migración temporal es más difusa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 4.- Población en el Departamento de Cajamarca en el tiempo. Línea: Tasa de crecimiento de 1.5 % anual. Fuente: Seifert (1990), INEI (1995b)

 

Cuadro 4 - Migración neta desde el Departamento de Cajamarca como porcentaje de la población que permanece.

Año Migración neta
1961 14
1972 23
1981 30
1993 32

Fuente: Frias, 1995

 

El mayor incremento de la población en Cajamarca, se da en los centros urbanos, siendo notable en el distrito de Cajamarca. El incremento de la población es comparable con el promedio nacional, incrementándose 3.2 veces entre 1940 y 1993. La fracción de la población que es rural, versus la urbana, está disminuyendo ligeramente. La población rural en Cajamarca, está estable desde 1972. Sin embargo, se puede constatar que los poblados que están incluídos en áreas urbanas, pueden ser villorios muy pequeños, v.g. el poblado de La Encañada. Aun así, Cajamarca tiene más pobladores rurales que otros departamentos peruanos.

La población de Cajamarca es pobre. En 1990, Cajamarca tuvo el tercer PBI más bajo de los departamentos del Perú. La agricultura es, de lejos, la actividad económica más importante. Sin embargo, su importancia está decreciendo en términos absolutos y relativos. Dado el ligero incremento de la población rural, esto significa un incremento en el empleo fuera de las chacras (Frias, 1995). La agricultura puede ser el principal empleador (Cuadro 5); sin embargo, esto no implica que genera más ingresos. Deere (1992) estimó para 1973, que el 49% de todos los ingresos de la provincia de Cajamarca fué de los salarios, en donde la producción de los cultivos y las crianzas representaron cada una el 10 %. La minería es un sector muy pequeño, en términos de población directamente empleada. En los últimos años, y notablemente debido a la mina de oro de Yanacocha, la minería ha devenido de mayor importancia en Cajamarca. Los servicios constituyen otro sector que ha crecido, debido principalmente a la afluencia de turistas a los albergues y hoteles de Cajamarca.

Cuadro 5. Distribución de personas involucradas en actividades económicas en 1981 y 1993. Porcentajes por sector (fuente: Frias, 1995).

1981

1993

Agricultura 76.8 70.9
Minería 0.7 0.3
Industria 7.3 7.3
Construcción 1.4 1.8
Comercio 4.1 6.0
Transporte 0.9 1.3
Servicios 8.9 12.2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 5. Crecimiento y proyecciones de la población total (cuadros) y rural (triangulos) en la provincia de Cajamarca en el tiempo. Línea: tasa de crecimiento de 1.7 % por año. (Fuente INEI, 1995b)