CONDESAN y su aporte en el monitoreo del impacto de los cambios ambientales en los Andes

Mié, 01/08/2012 - 16:12

La experiencia de CONDESAN con el proyecto “Generación de conocimiento y fortalecimiento de capacidades como respuesta de adaptación a los cambios ambientales en los Andes” (Proyecto CIMA) fue expuesta durante la Reunión Regional sobre Protocolos de Monitoreo Hidrológico en Ecosistemas Andinos que se desarrolla en la sede de la Secretaría General de la Comunidad Andina (CAN).

El proyecto CIMA nace con el fin de promover la generación de información que contribuya al monitoreo de los impactos de los cambios ambientales sobre los ecosistemas andinos y el fortalecimiento de capacidades para la toma de decisiones. Para lograrlo CONDESAN está desarrollando actividades de monitoreo en 18 sitios de la región andina  y un sistema de gestión de información que permita la integración de datos para generar análisis a múltiples escalas. Así mismo, el proyecto viene trabajando en el fortalecimiento de redes de  investigación y en la articulación con tomadores de decisión en la subregión andina.

 “Los 18 lugares de monitoreo se encuentran en distintos contextos ambientales y sociales en los Andes Tropicales que van desde Venezuela hasta Argentina”, señaló Macarena Bustamante,  investigadora asociada de la Iniciativa de Estudios Ambientales Andinos de CONDESAN.

De estos 18 puntos, los observatorios de Pichincha en Ecuador y Tiquipaya en Bolivia son los lugares piloto donde se desarrollan sistemas de monitoreo integral y multidisciplinario que articulan sus dinámicas con los actores locales.

El proyecto CIMA nace a partir de una problemática encontrada en la región andina respecto a la falta de información y desarticulación de procesos de toma de decisión.  Macarena Bustamante señaló que la región andina carece de datos temporales y de protocolos con estándares comunes que permitan su comparación y que los procesos de monitoreo han estado concentrados básicamente en ecosistemas amazónicos; además, los centros de investigación están poco conectados entre sí y la generación de información está desarticulada de los procesos de toma de decisiones.

A través de espacios de diálogo e intercambio en varias temáticas tales como agua, biodiversidad, carbono, cambio de cobertura y uso, y modos de vida, se espera que el proyecto CIMA logre promover el desarrollo de acuerdos metodológicos mínimos. Este proceso de intercambio también genera el acercamiento entre los gestores de información de los países y los centros de investigación en la región.

Un importante avance del proyecto CIMA es el  desarrollo de un “Plataforma Virtual Andina” que estará articulada al Sistema Andino de Información Ambiental (SANIA) que la CAN viene diseñando.

“Esta plataforma tiene como fin  gestionar las diversas bases de datos, tanto temáticas como institucionales, en un esfuerzo piloto por integrar varias fuentes de información tomando en cuenta estándares y protocolos de manejo de información para garantizar su interoperabilidad”, puntualizó Bustamante.

 

El Proyecto “Generación de conocimiento y fortalecimiento de capacidades como respuesta de adaptación a los cambios ambientales en los Andes”- CIMA es financiado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Para mayor información visitar http://www.condesan.org/cima/

Comentarios