Fortaleciendo el Monitoreo Hidrológico en los Andes

Vie, 12/10/2012 - 15:14

En las últimas semanas, colaboradores de CONDESAN visitaron varias cuencas en Ecuador y Perú con la finalidad de fortalecer su trabajo en monitoreo hidrológico. Como parte de estas visitas, se definieron los lugares donde se ubicarán los equipos y estructuras para el proyecto “Estudio técnico de las condiciones actuales en temas de hidrología, carbono y restauración en la Unidad Hidrológica del Río Jatunhuaycu, Zona de Conservación Antisana” que comenzará a ejecutarse en los próximos meses por el  Fondo para el Agua de Quito (FONAG), institución que hace poco firmó un convenio marco de cooperación interinstitucional con CONDESAN.

La información generada a través del monitoreo hidrológico permite a la población tener datos reales sobre la cantidad del recurso agua que tienen en sus cuencas para ser usada en proyectos de desarrollo y en sus actividades cotidianas. De acuerdo a experiencias a lo largo de los Andes, en algunos sitios la compensación por servicios ambientales ha permitido que las comunidades que conservan o restauran sus ecosistemas en la parte alta de sus cuencas puedan beneficiarse con inversión en actividades de menor impacto, mejorando su calidad de vida. Las comunidades ubicadas aguas abajo se ven asimismo beneficiadas de un mejor estado de los ecosistemas visibilizado en una mejor regulación y rendimiento hídricos.

Como parte de este trabajo, nuestro compañero Boris Ochoa Tocachi y técnicos del FONAG visitaron la  Reserva  Natural  Antisana, ubicada en la provincia del Napo en Ecuador. En este sitio, priorizado por FONAG para realizar investigación sobre  biodiversidad,  hidrología  y  carbono,  se  ejecutará el  mencionado proyecto, el cual estará articulado a la Iniciativa Regional de Monitoreo Hidrológico de Ecosistemas Andinos (MHEA), coordinado por CONDESAN a lo largo de los Andes.

El  proyecto “Estudio técnico de las condiciones actuales en temas de hidrología, carbono y restauración en la Unidad Hidrológica del Río Jatunhuaycu, Zona de Conservación Antisana”  busca implementar monitoreo hidrológico, cuantificar la cantidad de carbono almacenado en los suelos y vegetación, y evaluar diferentes métodos de restauración de páramos, como actividades de restauración pasiva (que el ecosistema se regenere con el paso del tiempo) y activa (forestación con especies nativas y manejo de suelos).

 CONDESAN a su vez, a través del proyecto “Generación de conocimiento y fortalecimiento de capacidades como respuesta adaptativa a cambios ambientales en los Andes” (CIMA) realizará la implementación de dos cuencas para monitoreo hidrológico en las faldas del volcán Pichincha en Ecuador. Estas cuencas tienen por objetivo generar información sobre la hidrología de los páramos del norte ecuatoriano, para la incidencia en la toma de decisiones para la gestión de los recursos naturales e hídricos en la localidad de Lloa.

Continuando con este proceso, Boris Ochoa, recorrió los sitios de Perú donde se han implementado  sistemas  de  monitoreo  hidrológico como Huaraz en la Región de Ancash, Tambobamba en la Región de Apurímac  y Pacaipampa, en la Región de Piura. La visita a estos lugares fue para brindar asistencia técnica a los socios locales de la Iniciativa MHEA, el Instituto de Montaña, la Municipalidad Provincial de Cotabambas, y la organización Naturaleza y Cultura Internacional, respectivamente. En cada sitio se revisaron las estructuras construidas para la medición de caudal, se instalaron y calibraron los pluviógrafos para la medición de la lluvia, y se dieron recomendaciones técnicas para mejorar y facilitar las labores de monitoreo en cada sitio.

DATOS DE INTERÉS:

  • El monitoreo hidrológico “mínimo” consiste en la medición de lluvia y de caudal a escala de microcuenca con una frecuencia de toma de datos alta.
  • Para la medición de la lluvia se utilizan pluviógrafos electrónicos, equipos que registran una cantidad determinada de agua que cae marcando un evento en una serie de tiempo.
  • La medición de los caudales se realiza por medio de la construcción de un vertedero en la salida de la cuenca y la instalación de un sensor de nivel de agua.
  • Un vertedero es una estructura que permite calcular la cantidad de agua que pasa por encima de ella simplemente conociendo la altura del agua.
  • Los sensores de nivel determinan la presión de agua en el vertedero y pueden interpretar esta información como aquella altura.

Comentarios