PPA recorre países andinos para formular Plan de Acción de Páramos

Jue, 03/05/2012 - 11:43
Descripción o Créditos: 
Proyecto Páramo Andino (PPA)

 

La plataforma de trabajo que logró el Proyecto Páramo en cuatro países se ha hecho útil para adelantar la construcción de un Plan de Acción en Páramos, herramienta que aspira servir a la planificación y aplicación de prácticas que sigan propendiendo a la protección de estos ecosistemas de cara a los próximos años.
Así lo dio a conocer Miguel Cordero, representante internacional del Proyecto Páramo Andino (PPA), en el área de políticas, quien fue a Mérida, esta semana para continuar la fase de construcción de este plan que anunció estará listo para entregarlo este mismo mes, a cada país y sus localidades.
Esto es posible, dijo, gracias al interés conjunto de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, última ésta que aunque ya no forma parte de la Comunidad Andina de Naciones, puede de alguna manera contribuir con el desarrollo de estos documentos, que no son oficiales ni vinculantes, pero que facilitan la atención técnica para el desarrollo sustentable de los páramos.

¿No existían antes del PPA planes de acción para los páramos?

Cordero destaca que en esto se presentan matices en cada país. En el caso del Perú, no existía. En Ecuador, había algún desarrollo de un plan de acción de páramos pero exclusivamente en cambio climático. En Colombia hay desarrollo de planes de acción de las corporaciones autónomas regionales, y en Venezuela, hoy existe una propuesta formulada en el seno del PPA, para la construcción de un Plan Nacional de Acción de Páramos.

¿Qué posibilidades de apropiación y aplicación tiene el plan?

Este es un plan de construcción horizontal participativa, con aliados técnicos y líderes comunitarios de cada país. Por eso es la propia comunidad, la que puede incidir en la aplicación del mismo. Por ejemplo en Perú ya hay esfuerzos para desarrollarlo mediante los presupuestos participativos regionales. En Ecuador, el grupo de trabajo de páramos es un espacio que tiene algunos años de trabajo en estas líneas de acción. También hay allí un sistema de incentivos como es “Socio Páramo” que puede influir en su auge. Colombia tiene una labor muy potente con las corporaciones regionales y en el caso de Venezuela, las comunidades tienen gran apoyo para gestión de recursos con sus consejos comunales. Entonces las posibilidades de aplicación de este plan pueden ir en aumento. Pero no será una implementación única. Aunque es conjunta, también es diferenciada en cada país, en cada nivel de gobierno y las comunidades.
Cordero resalta que la importancia de estos planes está en brindar herramientas para seguir estimulando a las comunidades en su trabajo de manejo apropiado de sus páramos. “Las comunidades deben seguir gestionando recursos ante las instancias correspondientes para que planes de ordenamiento y manejo apropiado cristalicen en sus territorios. Ahí es donde las comunidades tienen un rol histórico y cultural para hacer la praxis”.

Otra fortaleza es saber que este plan visiona aliados identificados a partir de la gran plataforma cimentada por el PPA. Eso indica que los procesos no se cortan por existencia o no de recursos, sino son acciones con un asidero o anclaje. Incluso va más allá de las decisiones formales. “Y cada país con páramos está trabajando en ello, visionando cómo quieren sus páramos en el año 2030, realizando síntesis de pensamiento, reflexiones y lecciones surgidas además de las experiencias y sistematización del Proyecto Páramo que ha incidido en este documento.

Comentarios